Mujer presionando muñeca dolorida

Tendinitis: Qué es y cómo solucionarla

Los tendones son cuerdas fibrosas que conectan los músculos con los huesos, entre otras estructuras. Cuando estos tendones se inflaman o irritan surge la tendinitis . Generalmente ocurre por movimientos repetitivos a lo largo del tiempo, aunque también puede deberse a lesiones puntuales. Cuando esto ocurre, suele venir acompañado de molestias y dolor. También se conoce por los siguientes nombres:
⦁ Codo de tenista
⦁ Codo de golfista
⦁ Tendinitis aquílea
⦁ Hombro de nadador u hombro de tenista

¿Qué causa la tendinitis?

Estos son algunos factores que aumentan el riesgo de padecer tendinitis:

  • Realizar movimientos repetitivos durante un largo periodo de tiempo, ya sea en el trabajo o al practicar actividades de ocio ( especialmente deportivas).
  • Lesiones repentinas por causa laboral o deportiva.
  • Utilizar una postura o técnica inadecuadas para realizar una actividad.
  • Sobreuso de los tendones al realizar una actividad a la que el cuerpo no está acostumbrado. Esto le ocurre por ejemplo a las personas que juegan al tennis ocasionalmente.
  • Una infección podría causar tendiditis, especialmente si se trata de la mordida de un animal.
  • ⦁ Un hueso o una articulación anormal o mal colocada (como diferencias de longitud en las piernas o artritis en una articulación) que tensiona las estructuras de los tejidos blandos.
  • Tensiones derivadas de otras enfermedades, como la artritis reumatoide, la gota, la artritis psoriásica, los trastornos de la tiroides o las reacciones inusuales a la medicación.
  • La ingesta de algunos antibióticos
  • La pérdida de elasticidad y flexibilidad de los tendones debido a la edad.

Síntomas: ¿Cómo saber si tengo tendinitis?

Los signos y síntomas de la tendinitis suelen ocurrir en la zona en la que el tendón se adhiere a una articulación o estructura. Los más comunes son:

  • Dolor sordo en el lugar del tendón y en la zona cricundante, especialmente al mover la zona afectada. El dolor puede aumentar gradualmente o puede ser repentino e intenso e incluso incapacitante. Todo dependerá del estado de desarrollo de la lesión.
  • Sensibilidad junto al tendón
  • Tirantez que dificulta el movimiento de la zona afectada
  • Hinchazón moderada
  • Enrojecimiento o calor

¿Dónde puedo tener tendinitis?


Aunque tenemos aproximadamente 4000 tendones en nuestro cuerpo, hay zonas donde esta afección se da con más frecuencia:

  • Alrededor del hombro
  • En los codos
  • En las rodillas
  • En los talores
  • En la cadera
  • En los tobillos
  • En las muñecas
  • En las manos

Complicaciones

El dolor causado por la tendinitis aumenta con el movimiento. Si no es atendido por un profesional, como un fisioterapeuta, puede convertirse en algo crónico con el tiempo y, por lo tanto, muy difícil de tratar, y puede que la inflamación nunca desaparezca por completo. Por eso, es recomendable acudir cuanto antes a un profesional.

A quién acudir si tengo tendinitis y qué tratamientos esperar

Por lo general los síntomas pueden mejorar con sesiones de fisioterapia, reposo y tratamiento farmacológico aunque en ocasiones es necesario recurrir a la cirugía en caso de rotura de tendón. Los profesionales que tratan esta afección son:

Fisioterapeutas

La fisioterapia cuenta con una variedad de herramientas que pueden usarse para tratar la tendinopatía de manera confiable y efectiva. Algunas de las técnicas son:

  • Técnicas manuales , que han demostrado ser eficaces a la hora de facilitar y agilizar la recuperación.
  • Técnicas de fisioterapia mas invasivas para tratar la tendinitis como la electrólisis percutánea.
  • Punción seca para reducir la tirantez de los músculos alrededor de la zona afectada.
  • Ultrasonidos
  • Hidroterapia
  • Ejercicios para ayudar a estirar y fortalecer la zona afectada.

Médicos

El médico realizará un diagnóstico y determinará cuál es el tratamiento más adecuado. Puede incluso recomendar una combinación de tratamientos para que la recuperación sea más rápida. Entre los posibles tratamientos se encuentran:

  • Medicamentos analgésicos y antiinflamatorios para reducir la hinchazón y el dolor en la zona. Aspirinas, naproxeno sódico (Aleve) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) son algunos de ellos.
  • Corticoesteroides: las inyecciones de cortisona ayudan a reducir la inflamación y a mitigar el dolor, aunque no se recomiendan para tendinitis crónicas ni de forma frecuente en una misma zona, ya que podrían debilitar el tendón.
  • Plasma rico en plaquetas: es una solución preparada a partir de una muestra de sangre del propio paciente, que se inyecta en la zona del tendón afectada. A día de hoy, es necesaria mayor evidencia científica que avale su uso.
  • Cirugía: si los sintomas no desaparen, es posible que el médico recomiende realizar una interevención.

¿Qué puedo hacer ahora?

  • Pedir cita un profesional para iniciar el tratamiento lo antes posible.
  • Aplicar frio en la zona
  • Evitar movimientos que impliquen forzar la el tendón afectado
  • Mejorar la higiene postural