Fisioterapia cardiorespiratoria: qué es y qué trata

¿Qué es la fisioterapia cardiorespiratoria?

La fisioterapia cardiorrespiratoria es un área de la fisioterapia especializada en la prevención, rehabilitación y compensación de pacientes con enfermedades y lesiones en el corazón y los pulmones.

Estas afecciones pueden manifestarse en forma de falta de aire, tos persistente, aumento del esfuerzo respiratorio o reducción de la capacidad de hacer ejercicio.

¿Cuál es el objetivo de la fisioterapia cardiorespiratoria?

Los objetivos de la fisioterapia cardiorrespiratoria son amplios y empiezan por mejorar el suministro de oxígeno a la sangre y, en consecuencia, al resto del cuerpo.

En situaciones agudas, los terapeutas pueden realizar una variedad de técnicas de terapia manual y posicionamiento, y ejercicios de respiración y movilización para mejorar el suministro de oxígeno.

En situaciones menos agudas, los objetivos de la fisioterapia cardiorrespiratoria son más a largo plazo. Un objetivo del tratamiento puede incluir la mejora a largo plazo de la función cardiovascular y esto se hace principalmente a través del ejercicio terapéutico.

Utilizando sus conocimientos de fisiología del ejercicio, los terapeutas pueden diseñar programas para que los pacientes no sólo mejoren su salud cardiovascular y cardiopulmonar, sino la salud de todo su cuerpo.

¿Qué se trata en la fisioterapia cardiorespiratoria?

Las afecciones cardiorrespiratorias más comunes son

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Asma
  • Bronquiectasias
  • Bronquitis
  • Enfisema
  • Insuficiencia cardíaca congestiva (IC)
  • Infecciones respiratorias, por ejemplo, neumonía
  • Hipertensión
  • Enfermedad vascular periférica
  • Angina
  • Ataque cardíaco (IM)
  • Lesión cardíaca o pulmonar o cirugía

En la actualidad se reconoce ampliamente que el ejercicio adecuado puede ser una estrategia eficaz de prevención de enfermedades y que forma parte del tratamiento de las personas con diversas afecciones cardiorrespiratorias.

Tratamientos utilizados en la fisioterapia cardiorespiratoria

Dependiendo de su condición, su tratamiento de fisioterapia puede incluir

  • Ejercicios de respiración profunda: para fomentar el aumento del volumen pulmonar
  • Técnicas manuales y ejercicios de facilitación de la respiración: para ampliar la capacidad pulmonar
  • Percusiones y vibraciones: para ayudar a aflojar las secreciones y facilitar la tos
  • Estrategias para la tos y la respiración: para ayudarle a toser y a controlar la falta de aire
  • Ejercicios de respiración y circulación: para evitar más complicaciones respiratorias y vasculares como la infección torácica y la trombosis venosa profunda (TVP)
  • Ayuda a la movilidad: para moverse con seguridad en la cama, sentarse, ponerse de pie y caminar
  • Ayudas a la movilidad: asesoramiento, prescripción e instrucción sobre cómo utilizar con seguridad un andador u otras ayudas para caminar, según sea necesario
  • Ejercicios personalizados: para controlar el patrón respiratorio, aumentar la fuerza y la resistencia muscular y mejorar la salud y el bienestar general.