fisanax ejercicios

Fisanax: especializados en suelo pélvico

Ana, fisioterapeuta y dueña del centro, considera que la fisioterapia en ciudad como Madrid es una herramienta para mejorar la calidad de vida. Su formación más relevante han sido los cursos de suelo pélvico y, por ello, su centro se especializa en las disfunciones del suelo pélvico y en tratamientos invasivos (neuromodulación y EPTE, sobre todo).

¿Cuándo abristeis Fisanax? Cuéntanos un poco vuestra motivación y qué consejos darías a alguien que está pensando en abrir su negocio de fisioterapia.

Abrimos en mayo de 2014 con la idea de facilitar el acceso a tratamientos de calidad a un barrio humilde de Madrid, en Vicálvaro. Busqué un local que no me supusiera un gran gasto para poder ofrecer precios asequibles a un gran número de personas sin sacrificar tiempo ni calidad.

Mi consejo: buscar una buena asesoría laboral, cuentas claras y estar dispuesta a trabajar mucho; pero sin sacrificar todo tu tiempo, por salud mental.

¿Cómo formasteis el equipo?

Actualmente somos 5 personas en el centro, 4 fisios (contando conmigo) y 1 entrenadora. Dos de las fisios y la entrenadora son amigas mías desde años antes de trabajar conmigo, el otro fisio es una «nueva incorporación» de finales del año pasado y le contraté por medio del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid.

Trabajamos muy bien porque nuestros tratamientos tienen los mismos objetivos, pero dominamos técnicas diferentes y eso nos permite mucha riqueza en los tratamientos y derivar pacientes entre nosotras según sus necesidades. Además, procuro no sobrecargar de horas de trabajo (máximo 35h/semana) y soy muy flexible con el tiempo libre.

La pandemia supuso un punto de inflexión muy grande, pero me ha hecho ver más claramente la necesidad de no sobrecargarnos física ni mentalmente con el trabajo y prestar aún más atención a las necesidades personales de mis compis.

¿Alguna anécdota divertida que contar?

Es un barrio de gente muy humilde y cercana, tenemos un trato de mucha confianza con la gente, que a veces da lugar a situaciones bastante divertidas. Una vez, una de mis compañeras le dijo a un paciente; «Ve pasando a la sala, que enseguida voy a abrirte el agujero!!» Se refería al papel de la camilla para poner la cabeza, pero el señor y todas las que estábamos allí casi nos ahogamos de la risa.

¿Qué es lo mejor y lo peor de dedicarse a la fisioterapia?

A veces, los pacientes se pueden englobar en las dos categorías (aunque gana la primera, por goleada). Lo mejor, sin duda, es cuando te hacen sentir que realmente has marcado la diferencia para su bienestar. Lo peor, cuando no te valoran y/o ponen en duda tus tratamientos.

¿Cómo ves la fisioterapia del futuro?

En cuanto a los pacientes, parece que va cambiando el panorama y se van convenciendo más de la necesidad de ser parte activa de su propio tratamiento, así que en ese sentido supongo que las terapias pasivas serán cada vez más un complemento de las activas. En cuanto a los fisioterapeutas, espero que las movilizaciones surtan efecto y se nos reconozca el valor que tenemos y la importancia de nuestro trabajo, tanto para la prevención como para el tratamiento (aunque queda muuuucho camino).

Un mensaje sobre salud para terminar…

Sobre cualquier tema: nunca te quedes con «el titular». Aunque algo parezca buenísimo, SIEMPRE asegúrate de si eso es o no para ti, consultando a un profesional.

Datos de contacto del centro