mujer con trocanteritis ejercicios

Ejercicios para mejorar la trocanteritis

El trocánter es el mayor saliente óseo del fémur y además es una zona donde se insertan varios músculos. Toda esta zona está protegida por una bolsa sinovial, que actúa de almohadilla protectora. Cuando esta bolsa (o bursa serosea) se inflama, produce dolor y se denomina trocanteritis.

Si la causa de la inflamación ha sido un sobreesfuerzo, es posible que, con simple reposo, se note mejoría pasadas unas semanas. En caso de que los episodios de dolor se sigan repitiendo, lo conveniente es comenzar con un tratamiento indicado para desinflamar la zona, ya que, con el tiempo, la bursa se puede endurecer, lo que causaría una pequeña limitación en la articulación.

La trocanteritis suele ser una lesión muy común, que presenta síntomas muy significativos en la zona de la cadera. Entre los síntomas más comunes destacan dolor intenso en la articulación de la cadera, dificultad al caminar, rigidez de las articulaciones o inflamación de la articulación de la cadera.

También se puede dar el caso que el dolor aparezca con ciertos movimientos como dormir sobre el lado de la cadera afectado, al levantarse de la silla, al hacer deporte o subir escaleras.

explicacion trocanteritis
Fuente imagen: https://traumatopedia.com/cadera/trocanteritis-sintomas-diagnostico-tratamiento/

Los ejercicios para la bursitis de cadera ayudan a fortalecer los músculos de la cadera y a mantener la articulación flexible. Los músculos fuertes pueden ayudar a reducir el dolor, prevenir lesiones y mantener la articulación estable. Los ejercicios también pueden ayudar para aumentar el rango de movimiento de la articulación de la cadera.

Recomendaciones para realizar los ejercicios de manera segura

  • Debemos evitar movimientos rápidos o bruscos y movernos lenta y suavemente para evitar lesiones.
  • Respirar normalmente sin contener la respiración. Es importante inspirar y exhalar para no tensionarse durante el ejercicio. La tensión podría impedir mover la articulación en un rango completo de movimiento.
  • Realizar los ejercicios y el estiramiento con las dos piernas. Esto ayuda para que ambas caderas se mantengan fuertes y flexibles.
  • Dejar los ejercicios si se siente dolor agudo o aumento del dolor. Es normal que puedan aparecer dolores al principio, pero practicar los ejercicios con regularidad ayudará a disminuir la incomodidad poco a poco.
  • Es importante entrar en calor y estirar antes de hacer ejercicio.

Natación en la bursitis de cadera

La natación es probablemente la actividad cardiovascular que menos riesgos entraña para el aparato locomotor. La natación te ayudará a mejorar tu resistencia mientras tonificas los músculos de los brazos, la espalda y las piernas.

La ventaja fundamental de la natación respecto a otros ejercicios, es que el agua reduce sustancialmente el peso corporal que se transfiere a las articulaciones.

Ejercicios de estiramiento

Existen numerosos estiramientos que podemos realizar para aliviar el dolor de la trocanteritis

1. Estiramiento de banda iliotibial de pie: estando de pie, colocamos la pierna lesionada detrás de la otra pierna. Nos inclinamos hacia el lado que no está lesionado hasta que sentimos un estiramiento en la parte externa de la cadera. Mantenemos esta posición de 5 a 10 segundos. Luego volvemos a la posición inicial.

2. Estiramiento de la banda iliotibial tumbado: tumbados boca arriba, doblamos la rodilla del lado lesionado hacia el pecho. Colocamos las manos sobre la parte exterior de la rodilla y el muslo. Tiramos lentamente de la rodilla hacia el cuerpo hasta que sentimos un estiramiento en la cadera y en la parte exterior del muslo. Mantenemos esta posición de 5 a 10 segundos. Volvemos a la posición inicial.

3. Estiramiento de cadera: tumbados boca arriba con ambas piernas estiradas y en el suelo. Doblamos la rodilla del lado lesionado hacia el pecho hasta que podemos tocar la parte inferior de la pierna. Colocamos ambas manos sobre la espinilla y tiramos de la rodilla hacia el pecho. Mantenemos esta posición de 5 a 10 segundos. Volvemos a la posición inicial.

4. Rodillas al pecho: tumbados boca arriba con ambas rodillas dobladas y los pies sobre el suelo. Doblamos la rodilla del lado lesionado hacia el pecho hasta que podemos tocar la parte inferior de la pierna. Colocamos ambas manos sobre la espinilla y tiramos de la rodilla hacia el pecho. Mantenemos la posición de 5 a 10 segundos. Volvemos a la posición inicial.

cuatro estiramientos recomendados para trocanteritis

Ejercicios prohibidos si sufres trocanteritis

Para las personas que padecen de bursitis de cadera existen tratamientos que son efectivos para reducir sus molestias: desde medicación para el dolor (Ibuprofeno, nolotil…) hasta fisioterapia. Cuando hablamos de rehabilitación, es conveniente conocer algunos ejercicios que no se deben realizar para que la trocanteritis no empeore.

Correr o realizar cualquier actividad que implique saltar son ejercicios prohibidos en trocanteritis. Debemos evitar hacer «running» durante el tiempo que dure el dolor causado por la bursitis de cadera. El ejercicio aeróbico de impacto al que se somete a la articulación puede causar dolor y empeorar los síntomas.

Otro de los ejercicios prohibidos para la trocanteritis es montar en bici durante las fases más iniciales del dolor. La cadera y su musculatura intervienen de forma activa en el pedaleo, y la sobrecarga de la misma junto con la presión ejercida por el peso corporal, pueden tener un efecto negativo en la recuperación.

Debemos posponer el ciclismo por terrenos mal adaptados (irregulares o pedregosos) hasta que el dolor de la cadera haya disminuido.

Máquinas de gimnasio: los ejercicios en las máquinas del gimnasio que impliquen cargar peso o ejerzan fuerza sobre la articulación de la cadera, la someten a una presión excesiva. Cualquier actividad sobre una máquina elíptica, la cinta para correr o ejercicios sobre escaleras, se deben evitar.

Por otro lado, las sentadillas son un ejercicio prohibido en trocanteritis. Este ejercicio, en cualquiera de sus variantes somete la cadera a movimientos extremos. Un ejercicio físico que conlleve levantar cargas pesadas o suponga un alto impacto sobre la cadera, sólo aumentará el dolor, y por lo tanto se consideran ejercicios prohibidos.

Finalmente debemos evitar apoyarnos sobre la pierna con dolor mientras dormimos. Sentir dolor al acostarse sobre una cadera es un síntoma habitual en personas con bursitis trocantérea o trocanteritis. Por eso, debemos evitar estar acostado sobre la cadera lesionada durante períodos de tiempo prolongados.

Fuente imagen destacada: https://www.clinicafuensalud.com/trocanteritis-y-su-tratamiento-con-fisioterapia/