tendones del pie

¿Cómo tratar la fascitis plantar?

La fascia plantar es una banda de tejido elástico que va desde el calcáneo (el talón) hasta la zona metatarsal (debajo de los dedos). La inflamación de dicha estructura, principalmente en la zona en la que la fascia se inserta con el calcáneo, es lo que conocemos como fascitis plantar.

La fascia plantar tiene una gran función biomecánica al caminar. Es la responsable, junto con otras estructuras del pie, de:

  • Mantener el arco plantar.
  • Absorber y devolver la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo.
  • Proteger los metatarsianos, evitando un exceso de flexión dorsal de los dedos.
partes del pie fascitis
Imagen: https://www.podoactiva.com/blog/fascitis-plantar-conoce-como-prevenir-y-tratar-esta-inflamacion-del-pie

La fascitis plantar causa dolor punzante en la parte interna del talón que suele desaparecer con los primeros pasos. A medida que nos movemos el dolor normalmente disminuye, aunque puede reaparecer después de periodos de tiempo prolongados de pie o al ponernos de pie después de estar sentado.

En el caso de deportistas, sus síntomas se manifiestan por la mañana y después de realizar deporte. Hay que tener en cuenta que una vez comienzan a aparecer los primeros síntomas es conveniente tomar medidas dado que es muy probable que la fascitis se siga agudizando, pudiendo llegar a ser muy limitante tanto para la actividad deportiva como para la vida normal de la persona.

Causas de la fascitis plantar

El origen de la fascitis plantar es diferente en cada persona y tipo de pie. Las personas con pies valgos (que se vencen hacia el interior), pies cavos (que tienen el puente más pronunciado de lo habitual) o pies curvados pueden desarrollarla de forma natural.

Sin embargo, hechos como el empleo de un tipo de calzado inadecuado, un mal calentamiento deportivo o malas pisadas en superficies duras son agentes favorecedores de la fascitis plantar. Igualmente, es frecuente tras el desarrollo de sobrecargas musculares, esguinces mal curados, cambios en nuestro peso corporal y aumentos de nuestra actividad física que de forma natural nos obligan a modificar nuestra forma de pisar y caminar.

Tratamiento

Una vez que ya se ha presentado el dolor típico de esta afección, que se sitúa principalmente en la zona central del talón, el tratamiento para la fascitis plantar puede incluir:

  • Crioterapia: los primeros días, se puede aplicar hielo en la zona dolorosa, 3 o 4 veces por día, durante 10 a 15 minutos.
  • Tratamiento con AINES y analgésicos: tomar ibuprofeno, paracetamol u otro medicamento similar puede ayudar a combatir el dolor.
  • Aplicación de ultrasonido: este tratamiento para la fascitis plantar puede aplicarse en la fase post-aguda de la afección, 48 horas después del comienzo del dolor agudo.
  • Masajes: los masajes sobre la zona afectada ayudan a reducir el edema y el espasmo muscular.
  • Plantillas especiales: tras realizar un estudio biomecánico de la pisada, podemos pasar a la utilización de plantillas de absorción de impactos, plantillas de descarga o plantillas personalizadas que pueden ayudar a disminuir el dolor, especialmente en la etapa aguda del mismo.
  • Terapias combinadas: el ultrasonido combinado con estimulación eléctrica también puede constituir un tratamiento efectivo.
  • Taping: aplicar un vendaje con esparadrapo autoadhesivo ayuda a aliviar el dolor, porque disminuye la presión sobre la fascia plantar.
  • Férulas: la utilización de una férula durante la noche, o incluso durante todo el día, puede ser un buen tratamiento para la fascitis plantar, pues ayuda a mantener la fascia plantar estirada.
  • Ondas de choque extracorpóreas: es una técnica que puede ayudar a deportistas de alto rendimiento a combatir el dolor, especialmente cuando éste tiene más de un año de evolución. Algunos especialistas la recomiendan, pero su eficacia aún está en estudio.

EPI Fascitis Plantar

La EPI® o Electrólisis Percutánea Intratisular es un tratamiento de fisioterapia invasiva dirigido a fases avanzadas y crónicas de fascitis plantar, solo disponible en clínicas y centros de fisioterapia especializados. En este tratamiento de rehabilitación se aplica una corriente galvánica de baja intensidad mediante una aguja aplicada con guía ecográfica directamente sobre los tejidos lesionados para regenerarlos de forma natural. Con ello se activa un proceso de autoreparación fisiológica.

especialista aplicando terapia EPI para fascitis plantar
Fuente imagen: https://clinisalud.com/tecnica-epi/

La EPI® es altamente efectiva en el tratamiento de la fascitis plantar. Disminuye el dolor y consigue una tasa de recuperación del 80%, reduciendo el tiempo de curación y el riesgo de recaídas.

Generalmente se aplica un ciclo de tratamiento de 4 sesiones durante el cual no se precisa de reposo o parada de la actividad física y las sesiones se suelen combinar con ejercicios dinámicos.

En caso de no conseguir resultados satisfactorios con las técnicas mencionadas arriba, podría considerarse la cirugía del pie como tratamiento para la fascitis plantar, aunque se corren algunos riesgos importantes y no siempre se consigue eliminar completamente el problema con la operación.

Novedades terapéuticas para tratar la fascitis plantar

La tecnología nos ofrece cada vez más herramientas tanto para tratar la fase aguda como para mejorar el diseño y fabricación de plantillas personalizadas muy precisas. Técnicas como la EPI o las ondas de choque han demostrado que pueden ser muy efectivas en el tratamiento de la fase aguda.

Por otro lado, la aplicación del plasma rico en plaquetas (PRP) o, dicho de otra manera, del uso de los factores de crecimiento de origen plasmático ha demostrado su eficacia en la aceleración de la cicatrización y regeneración de los tejidos en el tratamiento de la fascitis plantar.

Respecto a las plantillas personalizadas, existen sistemas que permiten obtener un molde virtual del pie en 3D para fabricar una plantilla lo más adaptada posible a la fascia plantar del paciente.

Prevención

La primera recomendación para la prevención de la fascitis es tan sencilla como un uso adecuado del calzado, específico para la actividad deportiva o laboral que desarrollamos, utilizando siempre que sea necesario plantillas correctivas diseñadas por especialistas.

Previo a la práctica del deporte es necesario hacer estiramientos para acondicionar la fascia plantar y durante su desarrollo es vital escoger superficies llanas y blandas, alternando varios tipos de actividad.

Para no sobrecargar la fascia plantar, también son muy útiles los vendajes que ayudan a amortiguar la pisada.

Es muy importante adecuar la intensidad y duración de los entrenamientos, así como mantener una correcta técnica de pisada.

Fuente imagen destacada: https://www.fisiojordisoriano.com/que-es-la-fascitis-plantar-y-como-se-cura/