entrada clínicas visanz

Clínicas Visanz: fisioterapia como trabajo artesanal

Entrevistamos a Victor Cano, fundador y fisioterapeuta de Clínicas Visanz. Victor, originario de Vallecas, Madrid, quiso abrir un centro de calidad en su barrio y acercar la fisioterapia a todos los vecinos de la zona. Es un fiel defensor de la fisioterapia asociada a la medicina. Para él, la fisioterapia es una ciencia que pertenece a la medicina y una de las ciencias más bonitas que hay.

«Tenemos un trato directo con los pacientes, tenemos la facultad de curar con nuestro conocimiento y con nuestras manos, algo que poca parte de la medicina puede hacer. Es una profesión muy bonita, como un trabajo artesanal, donde trabajas con tus manos sobre algo tan serio como una patología. Las personas ponen su salud en tus manos. Si trabajas de forma seria, disfrutas como un niño pequeño con cada paciente.»

De toda tu formación: ¿Qué destacarías? ¿Cuál es para ti la más relevante?

Mi formación más relevante fue el curso de experto que hice con el Doctor Guillén, que fue un referente para mí, porque me hizo ver cómo es la fisioterapia de verdad, la fisioterapia asociada a la medicina. Ese fue mi punto de inflexión, así como el trabajo con la persona que me enseñó, Bernardo Martínez, y que ha sido mi mentor dentro de este mundo.

¿Cuándo abriste la clínica? Cuéntanos tu motivación y qué consejos darías a alguien que esté pensando en montar su negocio.

El centro lo abrí hace unos 12-15 años. Previamente era autónomo y fundamentalmente lo hice porque quería montar una clínica para poder hacer la fisioterapia como yo la entiendo y como me la han enseñado: fisioterapia manual, basada en la ciencia, excluyendo todas las pseudociencias y las nuevas técnicas que no tienen bases científicas. Una fisioterapia muy científica y perteneciente a la medicina.

Mi consejo para emprender un negocio es que quien quiera montarla, se forme muy bien. También creo que hay que adquirir una experiencia muy grande antes de montar un centro. Un consejo que me dio el Doctor Guillén, que me parece super bueno, fue: «Tienes que hacer 3 cosas – ser bueno, demostrar que eres bueno y sobre todo, ser humano con los pacientes.»

¿Por qué elegiste Vallecas para tu centro?

Lo abrí en Vallecas porque soy de allí y quería que en Vallecas hubiera un centro de calidad. He estado en varios sitios de Madrid como La Moraleja y en Barajas y quería que en Vallecas tuvieran algo bueno y a un precio muy razonable, para que cualquier persona pudiera acudir al fisioterapeuta. En los inicios, elegí el local que me podía permitir en ese momento y, a medida que fui creciendo, fui cambiando a locales más grandes por la zona.

¿Cómo se formó el equipo de Visanz?

Tuve mucha suerte. El primer compañero que tuve fue Jorge Campayo, una bellísima persona y uno de mis mejores amigos, que es socio del centro. Raul de Castro terminó la carrera, empezó siendo becario y después ha seguido con nosotros. Es una persona con muchísimas ganas de aprender y con una gran facultad para la fisioterapia. Katerina fue mi alumna de un máster donde quiso hacer las prácticas en nuestro centro y, desde entonces, cuando vi su potencial, se quedó con nosotros trabajando. El equipo de la clínica forma parte de mi familia. Y nuestra recepcionista, Mari Jose, también es un pilar clave del centro.

Arriba: Victor Cano, Jorge Campayo, Adriana Mijares. Abajo: Katerina Mourgou, Cristina Cuadrado y Raúl de Castro

¿Cuáles son vuestros tratamientos diferenciadores como centro?

Fundamentalmente, somos especialistas en terapia invasiva eco guiada. Soy titulado por la SEECO (Sociedad Española de Ecografía) y estamos muy enfocados a esos tratamientos eco guiados. También somos muy científicos, nos basamos en la ciencia para poder entender las patologías. Ahora estamos trabajando sobre todo en tratamiento de la ATM (Articulación Temporomandibular).

Nos llegan casos de fuera de Madrid muy patológicos, derivados por cirujanos maxilofaciales, y a base de una terapia eco guiada estamos obteniendo una efectividad muy alta en esta patología, lo cual nos está diferenciando mucho como centro.

¿Algún hito o momento importante para vuestra clínica?

Para mí, que nos llame gente de fuera de Madrid (por ejemplo, desde Jerez), te hace ver que no lo estamos haciendo mal. También fue un hito importante examinarme en la SEECO con mis compañeros para sacarme el título acreditativo de los conocimientos en ecografía guiada.

¿Alguna anécdota curiosa o divertida sobre vuestros pacientes o tratamientos?

Hay muchísimas historias divertidas. Tuvimos un paciente con un problema de pubalgia y al llegar al centro nos dijo que tenía «sífilis». «Me ha dicho el médico que tengo un problema en la sífilis», (en lugar de sínfisis púbica). Gente que grita del dolor durante el tratamiento…

¿Qué es lo mejor y lo peor de dedicarse a la fisioterapia?

Lo mejor es que me puedo dedicar a ello, es lo más bonito. La capacidad de poder tratar patologías muy diversas, desde bebés hasta ancianos, con tus propias manos y consiguiendo que la gente mejore. Ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes. Lo peor es que están surgiendo muchas técnicas basadas en pseudociencias sin base científica.

Son técnicas con las que hay que tener cuidado – no se nos puede olvidar que pertenecemos a la medicina, que es una ciencia pura. Estas pseudociencias chocan de forma directa con la ciencia y la medicina y nos pueden perjudicar a los demás que aplicamos la ciencia.

¿Cómo ves la fisioterapia del futuro?

La veo cada vez más cercana a la medicina, como un trabajo multidisciplinar donde nuestra voz tiene un peso importante de cara a poder trabajar con un médico. También están surgiendo nuevas tecnologías y técnicas que nos ayudan a entender el cuerpo de otra manera, por ejemplo, las ecografías. Entiendo la fisioterapia del futuro muy encaminada a ser muy objetiva, o es lo que me gustaría.

Un mensaje sobre salud para terminar

Tenemos un único cuerpo en continua destrucción y reparación. Todo lo que vaya en contra de nuestro cuerpo nos perjudica y todos los cuidados que le demos al cuerpo, alargarán su vida útil. Todos los cuidados desde el punto de vista mental, físico, nutricional, son muy importantes. Cuidar tu cuerpo es cuidarte a ti mismo.

Datos de contacto del centro

  • Clínicas Visanz
  • Teléfono: 687 639 335
  • Dirección: C/ Carlos Martin Alvarez, 81, 28018 Madrid