centro beyer

Beyer Fisioterapeutas: expertos en terapia manual

María Varela, fisioterapeuta y especialista en suelo pélvico, y Gonzalo Muñoz, fisioterapeuta y osteópata, son los gerentes de Beyer Fisioterapeutas. Su filosofía como profesionales de la salud no es otra que mejorar la calidad de vida de las personas, trabajando desde la empatía y estudiando cada caso de forma individualizada.

Para María y Gonzalo, la fisioterapia es una ayuda para la recuperación del paciente, ya sea de forma directa o indirecta, con los tratamientos aplicados y enseñándole ejercicios y pautas que puedan aplicar a las actividades de la vida diaria.

De vuestra formación: ¿Qué destacaríais? ¿Cuál es la más relevante?

En nuestro caso toda formación la usamos como una herramienta más para nuestros tratamientos, cada una de ella es importante, desde la terapia manual, osteopatía, suelo pélvico, ecografía… Nos ayuda a enfocar la valoración del paciente de una forma global para realizar el tratamiento de la forma más precisa y efectiva.

¿Cuándo comenzasteis a trabajar por cuenta propia? ¿Qué consejos daríais a alguien que está pensando en emprender?

Aunque llevábamos años trabajando en esta clínica, cogimos las riendas del negocio justo antes de la pandemia (a finales de 2019). Nos surgió la oportunidad de trabajar para nosotros, con la suerte de seguir con nuestros pacientes sin empezar drásticamente de cero. Tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero un trabajo como el nuestro es mucho más agradecido si lo haces directamente para ti. Animaríamos a quien se lo esté planteando. Aunque es duro, merece la pena.

En cuanto a la localización del centro, se ubicaba aquí cuando trabajábamos por cuenta ajena, y como nuestra cartera de pacientes es de esta zona del Casco Histórico de Vallecas, no nos planteamos abrir local en otro barrio de Madrid.

¿Cómo formasteis el equipo Beyer?

Gonzalo y yo éramos compañeros y llevábamos tiempo trabajando juntos. Vimos la posibilidad de encargarnos del negocio entre los dos, tanto por nuestra forma de trabajar como de ser, y la verdad que ha sido un acierto. Además contamos con Rafael, un compañero colaborador que nos complementa genial, ya que cada uno nos dedicamos a una especialidad diferente.

Gonzalo, María y Rafael

¿Cuáles son vuestras especialidades?

Nos basamos sobre todo en terapia manual, pero cada uno de nosotros está especializado en algo concreto: Suelo pélvico, fisioterapia deportiva y ejercicio terapéutico, osteopatía…

¿Qué relación tenéis con vuestros pacientes?

Como en muchos otros centros, nuestros pacientes más íntimos nos cuidan casi mejor que nosotros a ellos. Nos traen desde porras con chocolate, los clásicos bombones, o el menú del día con primero segundo y postre!! 😀

¿Qué es lo mejor y lo peor de dedicarse a la fisioterapia?

Lo mejor, poder ayudar a la gente que lo necesita y saber que gracias a ti alguien se encuentra un poco mejor. Lo peor, el desgaste físico y a veces mental que supone.

¿Cómo veis la fisioterapia del futuro?

Por desgracia, igual de mal cuidada que ahora (convenios salariales, intrusismo, poca valoración de nuestra profesión en el Sistema Sanitario Público…). Y por suerte, mayor conocimiento por parte de los pacientes en general, que no conciben la fisioterapia sólo como una herramienta de tratamiento puntual, sino como un estilo de vida activa que es imprescindible a largo plazo para sentirse bien.

Un consejo sobre salud y cuidado personal…

Nuestro consejo es que la prevención siempre va a ser la mejor solución, y que hacerlo de forma global y multidisciplinar es la única forma para conseguir un estado óptimo de salud.

Datos de contacto del centro